Crepes sin gluten: la receta completa

crepesLas crepes también se pueden preparar sin gluten, siguiendo una sencilla receta que también es apta para aquellos que no estén precisamente familiarizados con la cocina.

La única dificultad que encontrarás para preparar esta receta es cuando tengas que darle la vuelta a la crepa sin gluten para cocinarla por el otro lado.

No se desanime y verá que, después de algunos intentos un poco difíciles, encontrará por sí mismo el método para hacer que esta operación sea realmente sencilla.

A continuación encontrará la receta de los crepes sin gluten  útil para la preparación de muchas recetas.

Ingredientes

  • 4 huevos;
  • 200 g de harina preparada para pan sin gluten;
  • 500 ml de agua fría;
  • 1 pizca de sal fina;
  • Aceite de oliva virgen extra para engrasar la olla.

Preparación

En un bol, batir los huevos con una pizca de sal . Usa los látigos  del batidor para  inflarlos (airearlos) bien . Añadir 250 ml de agua y volver a mezclar hasta formar un líquido muy uniforme.

Tamiza la harina sin gluten y comienza a introducirla poco a poco con una mano, mientras con la otra sigues mezclando con la batidora para evitar que se formen grumos.

La harina hay que ir añadiéndola poco a poco, esperando que se mezcle bien antes de verter otra cantidad. Comprobar siempre si se han formado  masas de masa  y, si las hay, remover insistentemente con la varilla para que se disuelvan por completo.

Al final de esta operación la masa debe quedar suave, pero no demasiado espesa. Verter mucha agua hasta que quede bastante fluida, siempre sin dejar de mezclar. Tome una sartén antiadherente y vierta una cucharadita de aceite en ella. Con un papel absorbente asegúrate de absorber el exceso y  espolvoréalo por toda la superficie de la olla.

Te INTERESA...  Pan Sin Gluten con Levadura Madre: la Receta

Ponlo al fuego y deja que se caliente muy bien. Vierta un cucharón de masa en él, moviendo la olla para que se adhiera bien al fondo de la olla.

 

Deja que se cocine durante unos minutos. En cuanto veas que la crepe se despega de los bordes de la sartén, agárrala con los dedos y, con un movimiento rápido y decidido, gírala. Cocine por el otro lado durante 1 minuto. 

Colóquelo sobre un paño de cocina limpio para dejar que se enfríe. Proceder de la misma manera hasta el final de la masa y listo. Fácil, ¿no crees?

 

Deja un comentario